• fotografia artistica de desnudo

Boduair con Jose Cantero en Puerto Real

noviembre 18th, 2015|0 Comments

    Regresamos nuevamente con otro boudoir y sí, en esta ocasión se trata de un hombre porque la sensualidad no sólo es cosa de [...]

  • fotos de boduair

Boduoir con Estrella

octubre 14th, 2015|0 Comments

Reportaje fotográfico de boduoir Nuevamente os traigo unas fotos de boudoir con un desnudo artístico y para esta ocasión, elegimos un paisaje natural que contrastaba [...]

  • fotógrafo de boudoir

Boudoir de Cristina

agosto 25th, 2015|3 Comments

Hoy quería compartir con vosotros un trabajo diferente, el boudoir de Cristina, una sesión de fotografías artísticas muy populares entre las modelos, novias y cualquier [...]

 

 

Boudoir, fotografías dedicadas a la mujer.

El boudoir es una sesión de fotografías profesionales dedicadas a la autoafirmación de la mujer y de su propia personalidad, por lo que ella es la única protagonista y quien elegirá el entorno en el que se llevará a cabo la sesión, así como el atuendo y el maquillaje.

Este término que proviene de la lengua francesa y significa literalmente tocador, se acuñó por primera vez en 1980 cuando los propietarios del estudio Mother Lode Photography, Bob y Carla Calkins, trataron de encontrar la designación adecuada para las fotografías sensuales femeninas.

El objetivo de toda sesión de boudoir es que cada mujer se encuentre bella siendo ella misma. Las fotografías sensuales no tienen porqué estar restringidas a las modelos de revista porque cada mujer es única en su estilo y tiene mucho que ofrecer.

El destino de esta sesión de fotografías artísticas suele ser particular, pues no hay motivo alguno por el que una mujer no merezca regalarse a sí misma un pequeño homenaje de igual forma que se dedica una tarde de peluquería o estética, pues el objetivo es el mismo, verse guapa.

En los últimos tiempos el uso y destino de la sesión de boudoir se ha diversificado, como por ejemplo, regalárselo a la pareja antes de la boda, aniversario, cumpleaños etc, pues supone un tributo a la belleza femenina como recordatorio de la juventud o etapa de solteros que incrementa su valor con el paso del tiempo.

Independientemente del propósito inicial de la sesión de boudoir, la destinataria final siempre será la propia mujer quien deberá quedar satisfecha con el resultado, por ello es importante determinar con anterioridad las expectativas reales acerca de la sesión de fotos y lo que verdaderamente desea, puesto que no hay un patrón determinado para posar ni normas básicas establecidas, ya que será la modelo quien imponga los límites en los que se llevará a cabo la sesión acorde a sus preferencias y gustos personales.

El entorno donde se realice el boudoir es igualmente importante, pues al tratarse de fotografías personales se recomienda escoger un espacio que resulte cómodo, puede llevarse a cabo en el propio domicilio, una habitación de hotel o cualquier otro espacio que resulte propicio para crear un ambiente íntimo y sugerente que contribuya a reforzar el objetivo de las fotografías.

El vestuario y maquillaje es otro de los pilares sobre los que se apoya esta sesión de fotos y en este punto, cabe de destacar que es preferible apostar por la naturalidad, pues el objetivo principal es resaltar la belleza femenina sin perder su esencia para que la mujer continúe siendo ella misma, es decir, debe ir vestida y maquillada para la ocasión sin perder su estilo personal que se trata de plasmar en las imágenes.

Las claves del éxito de una buena sesión de boudoir residen en mantener una fluida comunicación de fotógrafo a modelo para desplegar todo su potencial, porque cuando una mujer es consciente de sus posibilidades, se pueden conseguir resultados profesionales sin necesidad de recurrir a ciertos artificios.

.